HOY NO TENIA GANAS DE ESCRIBIR

Es cierto, no tenía muchas ganas de escribir que dijéramos. Me lié en un chat y fue pasando la madrugada hasta que  acabamos a las cinco de la madrugada. Luego contesté a unos correos y mensajes. Total que me dieron las seis, hora del desayuno. Luego las tareas propias de quien tiene que salir a hacer alguna cosa. En mi caso lo primero ir al gimnasio. Dentro de poco, a las ocho. Como adivinaréis, no he pegado ojo en toda la noche y me tengo que aguantar. Claro que sarna con gusto no pica. Y a mí me gusta escribir de madrugada. De ahí que ahora vaya contrarreloj. Y con algo de sueño, pero eso es consustancial a mi persona.

Hoy, ya lunes, espero que se me solucione un problema que me trae de cabeza. Pero no hablaría yo muy alto porque ya sé de qué pie cojea cada cual. Tengo entre manos un intercambio y una de las partes le cuesta ceder de una vez. Algo complicado para contarlo aquí, es decir que lo dejaré estar.

Ahora son las siete de la mañana y daré una vuelta por mis dominios de Internet para enterarme de las interesantes novedades del día que comienza.  Por lo menos el esfuerzo ha valido la pena y he logrado pergeñar un artículo bueno, o menos bueno pero he cumplido con mi deber. Quedo tranquilo. Y con cerca de doscientas palabras que es más o menos  la media que me impuesto. Me parece una extensión razonable, a no ser que el tema requiera más espacio, cosa que hoy no es el caso.

Sed felices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s